Translate

lunes, 18 de marzo de 2019

¿En qué película vivimos: El mayor espectáculo del mundo o el show de Truman?

La reciente masacre que se ha producido en dos mezquitas de la ciudad de Christchurch, que han provocado la mayor matanza de la historia de Nueva Zelanda han tenido, entre otras consecuencias una relacionada con las redes sociales y su capacidad de retransmisión en directo. Uno de los terroristas retransmitió en vivo y en directo 17 minutos del ataque a través de Facebook live como si de un juego se tratase. Ese fue el tiempo que Facebook tardó en bloquear la cuenta del terrorista y que ha levantado gran polémica en todo el mundo.

Desde entonces ese vídeo se ha hecho viral y las redes sociales no son capaces de frenar su difusión. La primera pregunta que surge es: ¿Están las empresas tecnológicas haciendo lo suficiente para tratar de detectar este tipo de contenido? ¿Cuánto tiempo debe transcurrir antes de que lo eliminen?. La segunda es: ¿ Que palabras se asocian a la utilización de las redes sociales?




Las compañías tecnológicas "tienen un problema de moderación de contenido que está fundamentalmente más allá de la escala con la que saben cómo lidiar", dijo Becca Lewis, investigadora de la Universidad de Stanford y del grupo de expertos Data & Society. "Los incentivos financieros están en juego para mantener el contenido y el beneficio en primer lugar".

A pesar del horror de los disparos masivos de Nueva Zelanda a través de las redes sociales, es falso que cualquier medio de comunicación social lo describa como inesperado y lo critique demasiado. Según un análisis de BuzzFeed de 2017 , al menos 45 casos de violencia en vivo se han producido en Facebook Live desde su debut en 2015. Esto incluye palizas, asesinatos, violaciones y suicidios. Así como el pistolero de Nueva Zelanda usó las redes sociales para alentar más violencia y difundir propaganda racista, el ISIS es mucho más sofisticado en su uso y además está bien documentado la utilización de las plataformas de las redes sociales como una herramienta exitosa de radicalización y reclutamiento.




El caso de Nueva Zelanda, por ser el más reciente, es una magnífica introducción de lo que quiero expresar en este comentario y que se resume muy bien en la vieja película de Cecil B. de Mille : El Mayor espectáculo del mundo cuando  Bramen, director del circo e interpretado por Charlton Heston recuerda que el Show debe continuar tras ser acusado el payaso estrella Buttons (James Stewart) de asesinato y contratar a un trapecista, el Gran Sebastián, (Cornell Wilde) para sustituirlo (Aunque realmente la frase original se le atribuye a Charles Aznavour,). Pero ¿A qué espectáculo me refiero?. Para resumirlo de una forma rápida y gráfica utilizaré otra película, “El show de Truman”, dirigida por Peter Weir. En ets película, Truman Burbank (Jim Carrey), un hombre risueño que cree tener la vida perfecta, es, sin saberlo, el protagonista de un programa de televisión seguido por millones de espectadores. Las cámaras siempre han estado ahí, escondidas, al acecho y retransmitiendo en directo toda su vida. Al final lo descubre y decide escapar.



Ese es el mundo en el que creo que nos encontramos. Hoy en día se han convertido las noticias en un show mediático en el que lo que impera es el espectáculo de la transmisión y la atracción de televidentes, lectores, oyentes o navegantes (de los que surfean las redes sociales). La verdad de la noticia o su trascendencia es insignificante. Todo vale para justificar la máxima audiencia y el mayor ingreso por publicidad. Aunque realmente la imparcialidad nunca ha existido en la mayoría de los medios de comunicación, ya dijo Oscar Wilde que “Sólo podemos dar una opinión imparcial sobre las cosas que no nos interesan, sin duda por eso mismo las opiniones imparciales carecen de valor”, ahora lo que predomina es la manipulación de la noticia en aras del espectáculo y la audiencia, especialmente si se trata de catástrofes o crímenes violentos. No menciono otro tipo de noticias, como las políticas, porque en esas influya más la ideología y son más enjuiciables.



Si se repasan una gran mayoría de los casos que han sido más mediáticos en España en los últimos tiempos la sensación que siento al pensar en el tratamiento que le han dado los medios es realmente vomitivo. Por mencionar algunos de ellos: El asesinato de Diana Quer en Galicia, el asesinato de Gabriel en Almería, la muerte de Julen en el pozo en Málaga, el asesinato de la menor de Alcorcón, el accidente del Albia en Santiago, las diversas “manadas” que han surgido en varios puntos de España (aunque yo prefiero llamarlas jaurías) etc. Desgranando algunos de estos casos:

·     En el asesinato de Diana Quer resultó que el Barbanza es la capital española del narcotráfico y un lugar donde no se puede salir a la calle sin armadura. Al final, los medios tuvieron que pedir perdón y fueron criticados por el tratamiento que le habían dado al caso.
·    En el asesinato de Gabriel, se manipularon tanto las investigaciones – incluso se entrevistó a un periodista que decía ser amigo de la familia que en realidad no lo era – que hasta La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) tuvo que hacer un requerimiento a Atresmedia y Mediaset tras recibir una queja sobre el tratamiento informativo del caso Gabriel.
·        En la muerte de Julen, actualmente en cartelera (sí, suena mal pero es así) en varias televisiones. Desde filtraciones interesadas del caso hasta entrevistas tendenciosas y manipulación de las declaraciones. No hay más que asomarse a alguna de las cadenas que lo maltrata y solo ayuda a crear confusión alrededor de lo que realmente pasó. Por cierto, ¿Tan difícil es saber quién filtra un sumario en un juzgado? En el caso Noos enseguida se investigó la filtración de la declaración de la InfantaCristina. Acaso en otos casos no interesa por qué así se permite una mayor distracción de los ciudadanos?

Si se amplía a otros casos internacionales y por ser la última, está la reciente masacre de Nueva Zelanda, donde, como ya se ha comentado al principio, las redes sociales han servido de transmisores y amplificadores del asesinato y de las publicaciones y comentarios previos al mismo que uno de los autores realizó en las mismas. Al fn y al cabo el seguimiento de las redes sociales es enorme en todo el mundo





En el fondo vivimos en un show de Truman permanente donde el mundo se ha convertido en un plató permanente en el que todo acto que pueda tener una audiencia y sea susceptible de convertirse en espectáculo se retransmite y se utiliza como distracción de la realidad. Es decir, se utilizan los medios para lo que los romanos utilizaban los circos, para mantener distraído al pueblo y que no se preocupasen de otros temas más trascendentes. Seguramente el  bombardeo de este tipo de programas y noticias espectáculo influye mucho en el éxito de series como “juego de tronos”, “los juegos del hambre”, “walking dead” o similares: platós dentro de platós. Al final, como sucedió en Nueva Zelanda al principio, no se sabe si se está asistiendo a la publicidad de una nueva serie o de un caso real. Orson Welles, en 1.938, ya demostró que esa confusión se puede conseguir en un caso que se puede considerar preludio de estos: la presunta invasión extraterrestre de la Tierra y que originó reacciones realmente increibles y que se han estudiado concienzudamente.




Para no alargarme más, ojalá que en un tiempo prudencial se pueda poner coto a semejante despropósito y que suceda como al final de la película de PeterWeir (lo siento si a alguien le estropeo el final) y  cuando Christof (el director de la película que Truman protagoniza e intepretado por Ed Harris) se exalta y le exige a Truman que hable ya que está en vivo para todo el mundo. Truman, después de pensarlo un momento, dice su famosa frase: «Y por si no nos vemos, ¡buenos días, buenas tardes y buenas noches!» y haciendo una reverencia frente a la cámara atraviesa la puerta hacia el mundo real. Es decir, que volvamos a  la realidad y que abandonemos al gran hermano que nos quiere tener aletargados y en un estado de atontamiento absoluto con esas noticias y emisiones.



Al final será como decía, otra vez Oscar Wilde,: "Il ne faut regarder ni les choses , ni les personnes. Il ne faur regarder que dans les miroirs, Car les miroirs ne nous montrent que des masques" (no hay que mirar ni a las personas ni a las cosas. Hay que mirar en los espejos. Pues los espejos solo nos muestran máscaras)

Y no podía acabar un artículo sobre el espectáculo debe continuar sin mencionar a Queen, ellos también cantaron "Show must go on", donde decían: 

Otro héroe, otro crimen sin motivo,

tras el telón, en la pantomima,
no cuelgue... ¿alguien quiere sujetar esto?
El espectáculo debe continuar,
el espectáculo debe continuar,
por dentro mi corazón se rompe,
mi maquillaje quizás se esté desconchando,
pero mi sonrisa todavía permanece



jueves, 15 de noviembre de 2018

In memoriam: STAN LEE

El pasado 12 de noviembre murió Stan Lee, que junto a los dibujantes Jack Kirby y Steve Ditko creó a la mayoría de superhéroes de la factoría Marvel. Su muerte me hace retroceder muchos años, hasta 1973, cuando mi hermano y yo, hartos de leer al Jabato, al Capitán Trueno y al Guerrero del Antifaz un día descubrimos en nuestra kiosko favorito de la época, el ya extinto Ca l’agapito de Montblanc unos cómics con tapa de cartón, portada en color e interior en blanco y negro, publicados por Ediciones Vértice que tenían a unos señores muy poderosos como protagonistas y que eran muy amenos y divertidos. El primer cómic que compramos fue uno protagonizado por el Capitán Márvel y que se titulaba:



Desde aquel comic nos volvimos adictos a Thor (mighty Thor), Los Vengadores, Los Cuatro Fantásticos o el Hombre de Hierro (entonces nadie los llamaba Iron Man, Fantastic Tour o The Avengers, eran otros tiempos. Como mucho aparecía en letra pequeña debajo del título y con una foto pequeña del protagonista en la esquina superior izquierda de la portada).



Después ya vinieron las ediciones en color, desapareció Vértice y se complicaron las historias. Pero hoy me encanta recordar aquella época en la que en esos comics leímos por primera vez palabras como agujeros negros (se querían “comer a Asgard”, espacios y dimensiones paralelos, viajes en el tiempo (Kang, Inmortus), Limbos (Mantis), extraterrestres (los Kull y los Kree), magia negra (Dr. Extraño y Dormammu), rayos cósmicos (cuatro fantásticos), mutantes (patrulla X), La Eternidad, etc y tantas otras. Muchas de esas palabras que ni entendíamos ni habíamos oído nunca nos llevaron a otro tipo de lecturas y nos ayudaron en nuestra formación.


La Eternidad


 

















También vimos como aparecían y desaparecían personajes y superhéroes como El Mantarraya, Namor, El Señor del Fuego, Lobezno, o Adam Warlock y otros que se perdieron por el camino.


El Mantarraya


Después, con el paso de los años, nuestra colección pasó a manos de un primo, Carlos, que probablemente hoy tenga una de las mayores colecciones de Márvel de toda España… y que la conserve muchos años


Pero como Stan Lee – y más tarde Ray Thomas – marcaron y nos acompañaron durante parte de nuestra vida no podía dejar pasar este momento sin agradecerlo todo lo que hizo volar nuestra imaginación y todo lo que nos obligó a leer para intentar entender aquellos comics.

En su memoria este corto vídeo de su obra:


domingo, 4 de noviembre de 2018

Jaurías, manadas, escraches y otros cambalaches


En los últimos meses hemos asistidos a un espectáculo mediático realmente sobrecogedor relativo a las jaurías, manadas o escraches. Desde Màxim Huerta hasta los abusadores de los sanfermines pasando por los abucheos y acosos a los políticos o personajes públicos que no comulgan con diversos ideales. Hace unos meses, Màxim Huerta, recién nombrado ministro de cultura presentó su dimisión en la cual dijo dos frases muy interesantes: "Me voy para no permitir que el ruido de esta jauría parta el proyecto de Sánchez, que ha ilusionado a tantas personas" y "Es estéril que lo aclare porque vivimos en una sociedad ahogada por el ruido, por la descalificación y por la desinformación interesada". En la segunda de las frases se refería al hecho de tener que dimitir por algo absolutamente legal como pleitear contra Hacienda por una diferencia de criterios a la hora de aplicar desgravaciones y además habiendo perdido y pagado la cantidad reclamada y la multa asociada. 





Supongo que casi ningún ciudadano español ha hecho lo mismo que Màxim Huerta, pleitear contra hacienda, tráfico, la seguridad social u otros estamentos cuando ha considerado que la reclamación que le hacía cualquiera de esos organismos era errónea o carecía de fundamento. Baste como ejemplo que según el último documento publicado por el Consejo para la Defensa del Contribuyente el número de quejas y sugerencias presentadas por los contribuyentes españoles ha subido un 70% en la era Rajoy. Si en 2012 se recibieron 10.794 reclamos o propuestas, en 2016 han sido 18.562 las llamadas de atención remitidas a esta desconocida entidad. Además, Hacienda pierde un elevado porcentaje de los pleitos que tiene con los reclamantes, variando según las fuentes y los años, pero siempre por encima del 50%.. Claro que ya se sabe que los defraudadores lo son o no dependiendo del equipo en el que jueguen y los colores que se defiendan





Meses antes, en 2016, apareció "la manada", unos delincuentes indeseables y unos individuos de los que la sociedad debería prescindir para ser más justa que abusaron sexualmente - de momento es la condena que existe - de una joven durante las fiestas de San Fermín en Pamplona y que no era la primera vez que lo hacían ya que existen antecedentes por hechos similares en Pozoblanco.

Debe resaltarse que coincidiendo con la agresión de "la manada", se produjeron, entre otros, estos hechos: "Un grupo de ocho menores agrede sexualmente y graba vídeos a varias niñas entre 12 y 17 años en un centro de acogida" o "los padres de una menor de 15 años denuncian que su hija fue víctima de una violación múltiple cometida por tres agresores, dos de ellos menores de edad". (Datos extraídos de: Geoviolencia Sexual, que contabiliza las agresiones múltiples (cometidas por dos o más agresores) desde 2016, año de la agresión sexual paradigmática de "la manada"). Sin embargo sólo la agresión de Pamplona mereció que se le dedicaran programas sin fin, rollos de papel de periódicos o sesudas tertulias. Por supuesto, como en todos estos casos, los participantes en dichos programas o los articulistas poseen amplios conocimientos de anatomía, psicología, derecho, traumatología o psiquiatría (incluso sin haber visto las imágenes de los vídeos que se emitieron a puerta cerrada durante el juicio) y pueden emitir todo tipo de juicios de valor sin que pase nada, digan la verdad o mientan a sabiendas de que lo hacen. Yo me pregunto si quizá el perfil de los integrantes de "la manada" haya sido lo que ha llevado a que este caso se haya hecho viral. (Aunque no sea el objeto de este comentario, no voy a entrar a valorar la sentencia porque ni soy jurista ni me he leído la sentencia con las pruebas y testimonios ni conozco el código penal con detenimiento. Si digo que como ciudadano me parece realmente asombroso, peligroso y repugnante que individuos de esta calaña puedan pasear libremente por las calles y que si la culpa es del código pena, lo mínimo que se debe exigir es que se cambie dicho código)


Coincidiendo con la dimisión de Màxim Huerta se han producido otros casos curiosos, como que la directora del programa en el que participaba haya entrado a valorar algunos temas y no pensase que a lo mejor ella también debería haber dimitido - o haber sido cesada - por apropiarse de la autoría de obras que plagió ("Sabor de hiel", plagio reconocido de la obras "Mujeres de ojos grandes", de Ángeles Mastretta, y "Álbum de familia", de Danielle Steel ) y de los que, según ella: "tuvo la culpa un ayudante de toda confianza" (Les suena este argumento en algún caso actual?)

Yo creo que existe un error de concepto importante en los temas de "la manada" y "la jauría": Realmente "la jauría" sería perfectamente aplicable a los abusadores - insisto, en estos momentos es lo único que se les puede llamar en base a la sentencia - de Pamplona y "la manada" sería mucho más aplicable a los corderos que siguen las indicaciones de cualquier líder, vocero o parlanchín que utilizando una demagogia barata y los amplificadores de redes sociales, programas amigos y medios partidistas para provocar una dimisión o un escrache. En resumen, lo que decía Màxim Huerta en la segunda de las frases que figuran en el primer párrafo de este comentario. Un ejemplo claro lo tenemos en esta frase de Pablo Iglesias: "Es una vergüenza pedir 25 años para Junqueras cuando los de La Manada han sido condenados a 9 años”, comparando ovejas con coches y sin entrar en el fondo de la cuestión que es la idoneidad o equidad de la ley vigente. Yo podría decir que es una vergüenza que un partido tenga de secretario general en Aragón y de secretario de organización nacional a un individuo que favorece la contratación ilegal, la economía sumergida y que hace obras sin pedir licencia, Es decir, un individuo que ignora la ley

El cine, que tiene ejemplos de muchas cosas muestra bien lo que es una jauría. En 1966 un jovencísimo Marlon Brando protagonizaba un film de Arthur Penn, "La Jauría Humana", un drama sobre lo peor del comportamiento humano: crueldad, violencia y sexo. La violencia se va desplegando poco a poco, primero con estallidos ocasionales después alcanzando el clímax de brutalidad en el que todos sufren y todos pierden. Una obra maestra de cuan cobarde, ruin y miserable puede llegar a ser el género humano escondido entre la multitud, amparado por la masa



La degradación moral de la sociedad es magníficamente radiografiada a través de los personajes de un pequeño pueblo de Texas en plena fiebre del sábado noche. Lucha de clases, envidias, crisis matrimoniales, culto al dinero... todo va embruteciendo.

Lo malo es que la frase antológica que pronuncia el Sheriff Calder (Marlon Brando): "Lo mejor de las buenas resoluciones que se toman el sábado por la noche es que se olvidan con la resaca del domingo por la mañana." es una profecía: Cada vez hay más resacas y menos buenas resoluciones y más casos parecidos al protagonizado por los abusadores de Pamplona.

El caso de "la manada" lo retrata de manea inigualable la obra maestra de Mankiewicz "Julio César", curiosamente también protagonizada por Marlon Brando como Marco Antonio. Tras el asesinato de César por Bruto y Casio, basta un demoledor discurso de Marco Antonio para que todos aquellos que habían apoyado el asesinato se vuelvan en contra de los asesinos. Es una demostración insuperable de los efectos de lo que un demagogo puede causar en una masa sin pensamiento propio. Decía Marco Antonio: "Buenos amigos, apreciables amigos, no os excite yo con esa repentina explosión de tumulto! Los que han consumado esta acción son hombres dignos. ¿Qué secretos agravios tenían para hacerlo? ¡Ay! Lo ignoro. Ellos son sensatos y honorables, y no dudo que os darán razones. ¡Yo no vengo, amigos, a concitar vuestras pasiones! Yo no soy orador como Bruto, sino, como todos sabéis, un hombre franco y sencillo, que amaba a su amigo, y esto lo saben bien los que públicamente me dieron licencia para hablar de él. ¡Porque no tengo ni talento, ni elocuencia, ni mérito, ni estilo, ni ademanes, ni el poder de la oratoria, que enardece la sangre de los hombres! Hablo llanamente y no os digo sino lo que todos conocéis. ¡Os muestro las heridas del bondadoso César, pobres, pobres bocas mudas, y les pido que ellas hablen de mí! ¡Pues si yo fuera Bruto y Bruto fuera Antonio, ese Antonio exasperaría vuestras almas y pondría una lengua en cada herida de César, capaz de conmover y levantar en motín las piedras de Roma!"

Sin duda la actuación de Marlon Brando y el discurso de Marco Antonio (en versión de Shakespeare) merecen que se inserte el vídeo del mismo porque es realmente una obra maestra.





Creo que la conclusión es obvia y que para combatir “una sociedad ahogada por el ruido, por la descalificación y por la desinformación interesada” se necesita mucha educación y formación que permita que cada persona sea capaz de decidir por si mismo en base a unos ideales propios y no ser un cordero que guarde silencio hasta el mismo matadero, Será nuestra sociedad capaz de conseguirlo en algún momento? o pasará como se comenta en Fahrenheit 451 de Ray Bradbury: "Aquí o allí, es fatal que ocurra. ¿Clarisse McClellan? Tenemos ficha de toda su familia. Les hemos vigilado cuidadosamente. La herencia y el medio ambiente hogareño puede deshacer mucho de lo que se inculca en el colegio. Por eso hemos ido bajando, año tras año la edad de ingresar en el parvulario, hasta que, ahora, casi arrancamos a los pequeños de la cuna. Tuvimos falsas alarmas con los McCIellan cuando vivían en Chicago. Nunca les encontramos un libro. El historial confuso, es antisocial. ¿La muchacha? Es una bomba de relojería. La familia había estado influyendo en su subconsciente, estoy seguro, por lo que pude ver en su historial escolar. Ella no quería saber cómo se hacía algo, sino por qué. Esto puede resultar embarazoso. Se pregunta el porqué de una serie de cosas y se termina sintiéndose muy desdichado. Lo mejor que podía pasarle a la pobre chica era morirse."




martes, 14 de agosto de 2018

El efecto invernadero y el cambio climático

El efecto invernadero - definido como un proceso en el que la radiación térmica emitida por la superficie planetaria es absorbida por los gases de efecto invernadero (GEI) atmosféricos y es irradiada en todas las direcciones. Como parte de esta radiación es devuelta hacia la superficie y la atmósfera inferior, ello resulta en un incremento de la temperatura superficial media respecto a lo que habría en ausencia de los GEI - en la Tierra es tan antiguo como el propio planeta y es una de las causas de que exista vida en él. Si la Tierra no fuese capaz de retener determinados gases alrededor suyo, la vida tal y como la conocemos sería imposible. Es más, la propia existencia de la atmósfera terrestre está ligada al efecto invernadero. Por tanto hablar de efecto invernadero o calentamiento global es un tema tan antiguo como el planeta que habitamos. Recordemos como se produjo, aproximadamente, la formación de la atmósfera: “La atmósfera inicial estaba compuesta por hidrógeno y helio, gases componentes de la nube primordial a partir de la cual se formó el sistema solar. Después, el planeta fue bombardeado por una gran cantidad de meteoritos, lo que resultaría en una gran actividad tectónica y volcánica sin precedentes.
Los gases liberados de esta actividad formaron la llamada atmósfera secundaria, que contiene dióxido de carbono, vapor de agua, compuestos de nitrógeno y gases sulfurosos. Posteriormente, las cosas se calmaron y conforme la atmósfera comenzó a condensarse, sobrevino algo que todos conocemos muy bien: la lluvia.
Se piensa que debido a estas lluvias constantes se formaron los océanos, inicialmente ricos en ácido carbónico. Con el tiempo, este ácido se acabó precipitando, dando lugar a rocas carbonatadas, de manera que el dióxido de carbono fue progresivamente desapareciendo de la atmósfera para sedimentarse en las profundidades marinas.
Finalmente, fue la propia vida la que cambió la atmósfera. Hace unos 3,500 millones de años, aparecieron las bacterias fotosintéticas, las cuales comenzaron a liberar oxígeno. Lo anterior facilitó el desarrollo de la vida marina y una vez la atmósfera obtuvo el oxígeno suficiente, apareció la cuarta etapa, la evolución de los grandes organismos como los animales capaces de respirar aire.

Así se llegó a la atmósfera actual, constituida de 78% de nitrógeno y 21% de oxígeno, gases creados en cada una de las fases anteriores. Estos se mantienen en movimiento  por los vientos y las lluvias, permitiendo a los humanos, y al resto de organismos vivos respirar. Por esta razón, sin ellos no habría vida en el planeta.”



Precisamente gracias al efecto invernadero la Tierra es un planeta apto para la vida en condiciones favorables, con temperaturas agradables y sin recibir muchas de las radiaciones que llegarían desde el universo. Si en la atmósfera terrestre no existieran esos gases de efecto invernadero, las temperaturas en el planeta serían extremas y la temperatura media del planeta sería de unos 18º bajo cero, en lugar de los 15º actuales. Si se compara con otras temperaturas medias de planetas del sistema solar comprenderemos que tenemos mucho que agradecerle al efecto invernadero: Venus Temperatura media 457°C, Júpiter Temperatura media -121°C o Saturno Temperatura media -139°C Incluso se podría hacer una estimación de la contribución de cada gas al efecto invernadero terrestre. En los años 90 la contribución en grados de cada gas se estimaba en:
Es evidente que la contribución de cada uno de los gases es diferente y así cada ppm (partícula por millón de partículas) de clorofluorcarbono (CFC) contribuye más que cada ppm de anhídrido carbónico (CO2). Desde los años 90 hasta hoy en día el CO2 ha aumentado de las 355 ppm hasta las 403 ppm y el metano desde 1,7 ppm a 1,85 ppm. Sin duda un enorme incremento y más teniendo en cuenta el corto espacio de tiempo en que se ha producido, pero la contribución de ambos a la temperatura media del planeta sigue siendo escaso.

No es discutible que el aporte humano debido a la industrialización está produciendo desequilibrios en el ciclo del carbono - un ciclo biogeoquímico por el cual el carbono se intercambia entre la biosfera, la litosfera, la hidrosfera y la atmósfera de la Tierra - incrementando la cantidad de carbono presente en el aire. Además, también se ha producido un incremento de la cantidad de óxido de nitrógeno presente en la atmósfera debido, sobretodo, al uso intensivo de abonos químicos nitrogenados en la agricultura.

Sin embargo, los incrementos de carbono y nitrógeno en la atmósfera no parece que por si solos sean capaces de crear una convulsión climática como la que se lee un día si y otro también en los medios de comunicación. Además hay datos alentadores ya que cada vez se queman menos carbón (que emite 92 gramos de CO2 por cada millón de julios de energía producidos) y petróleo (que emite 78 gramos de CO2 por cada millón de julios de energía producidos) y se quema más gas natural (que emite 56 gramos de CO2 por cada millón de julios de energía producidos). Además, la contribución de energías más limpias y menos contaminantes es cada vez mayor en el planeta y, por ejemplo, en Europa ya alcanza el 28,7%. 

En la Tierra ha habido cinco extinciones masivas anteriores a la existencia del ser humano en las que se cree que lo que sucedió es lo que figura en el siguiente cuadro:

Extinción
Hace (millones de años)
Causas
% Familias marinas  extintas
%
géneros marinos extintos
Otros
Cretácico-Terciario
65
Cambio climático, vulcanismo, asteroide
16
47
18% familias de vertebrados (dinosaurios)
Triásico (finales)
199-244
Vulcanismo, cambio climático
22
52

Pérmico-Triásico
251
Vulcanismo, cambio climático
53
84
70% especies terrestres
Devónico (tardío)
364
Desconocida
22
57

Ordovícico-Silúrico
439
Cambios en el nivel del mar
25
60


Y, la mayoría de ellas están relacionadas con cambios climáticos debidos, entre otras cosas, a la acción de los volcanes, mucho más activos en el pasado que actualmente y a otros cambios en la propia estructura dl planeta. Aunque hoy en día la actividad humana genera muchos más CO2 y metano que la actividad volcánica, probablemente en el pasado hayan existido otros fenómenos que hayan contribuido a que el clima del planeta haya sufrido enormes variaciones de temperaturas y glaciaciones. 

Recordemos que la Tierra ha sufrido diversas glaciaciones y que para explicarlas la teoría más aceptada en la actualidad es la formulada por el astrónomo yugoslavo Mílutin Milánkovitch, la cual se basa en fenómenos astronómicos y es más conocida como “los ciclos de Milankovitch. El cálculo de las variaciones de insolación en la Tierra son el resultado de cambios en los movimientos de traslación y de rotación de la Tierra. Milánkovich propuso un mecanismo astronómico para explicar los ciclos glaciales que constaba de tres factores:
  • La inclinación del eje de rotación terrestre: Esta fluctúa entre los 21,5º y 24,5º en períodos de 41.000 años. Al aumentar la inclinación del eje produce que las estaciones en los hemisferios sean más extremas.
  • La forma de la órbita terrestre: este punto afecta las variaciones estacionales con menor intensidad. En períodos de aproximadamente 100.000 años, la órbita se alarga y se acorta. La excentricidad de la órbita terrestre varía desde el 0,5% que corresponde a una órbita casi circular, al 6% en su máxima elongación. Cuando la elipse alcanza su excentricidad máxima, o sea su máxima elongación, se intensifican las estaciones en un hemisferio y se moderan en el otro.
  • La precesión que corresponde a la del eje de rotación de la Tierra describe una circunferencia completa cada 25.790 años. La precesión es la responsable de que el verano de un hemisferio se encuentre en un punto de la órbita cercano al sol. Lo que se produce es un refuerzo de las estaciones cuando la máxima distancia al sol coincide con la máxima inclinación del eje terrestre. (La precesión de los equinoccios es un movimiento lento de la inclinación del eje de la Tierra con respecto a la eclíptica)


Pero junto a la anterior teoría, también se cree que pueden ayudar a explicar la causa de las glaciaciones algunos factores terrestres puesto que, como ya se ha expuesto, algunas variaciones climáticas están determinadas, por fluctuaciones de la concentración de gases en el aire, los cuales son los responsables del denominado “efecto invernadero”. Entre otros, algunos factores que pueden afectar son:
  • La actividad volcánica: Las erupciones volcánicas lanzan a la atmósfera enormes cantidades de cenizas las cuales permanecen en suspensión a lo largo del tiempo, incluso durante años, reduciendo el brillo solar y bajando la temperatura media de la atmósfera. Un efecto muy parecido es el caso de un impacto de un gran meteorito, pero estos episodios son menos esporádicos. Para que el polvo volcánico o el originado luego de un impacto, origine una era glacial sería necesario un ciclo volcánico extremadamente violento y sostenido a través de años y a lo largo de todo el mundo. Las erupciones volcánicas también provocan aumentar las concentraciones de CO2 en la atmósfera.
  • La disposición de los continentes: Si tierras emergidas se concentran en las latitudes bajas el clima tiende a ser más cálido, ya que los mares (en las latitudes altas) conservan mejor el calor haciendo más difícil la aparición de hielo permanente, mientras que cuando los continentes se concentran en las latitudes altas las temperaturas descienden, ya que las aguas cálidas tropicales no dulcifican el clima polar y aparecen los grandes glaciares regionales. Además, cuando los continentes aumenta la actividad volcánica.
  • Las inversiones magnéticas: este fenómeno se considera como un posible factor que desencadena una glaciación porque en el proceso de inversión se debilita el campo magnético (se orienta en dirección este-oeste). La mayor presencia de rayos cósmicos provoca mayor formación de nubes en la troposfera, lo que provoca un enfriamiento de la Tierra. Un campo magnético fuerte canaliza las radiaciones hacia los polos, fenómeno observable en las auroras boreales, calentando las capas altas de la atmósfera.
  • La expansión de los bosques: esto tiende a bajar las temperaturas de la Tierra, ya que las plantas aumenta la nubosidad, y por lo tanto, reducen el brillo solar, pero lo fundamental es que fijan el carbono, con lo que bajan la concentración de este gas invernadero.

Heather M. Stoll, profesora del departamento de Geología de la Universidad de Oviedo, que ha participado en una investigación demuestra cómo los gases de efecto invernadero han regulado el clima a la largo de la historia de nuestro planeta publica las conclusiones del trabajo del equipo en la revista Nature Comunications. “Hace quince millones de años, el CO2 elevado mantenía unas temperaturas entre 7 y 9 grados más elevadas que en la actualidad, de la misma forma que cabe esperar que ocurra en el futuro con los aumentos actuales de este gas. Después se produjo un enfriamiento progresivo hasta nuestros días con ligeras oscilaciones. Esta tendencia al enfriamiento se ha roto por efecto del llamado CO2 antropogénico, es decir, el generado por la actividad humana”, señala. Hace quince millones de años la elevada concentración en la atmósfera de este gas de efecto invernadero podía responder a que los volcanes estaban emitiendo más CO2 o a una menor absorción por parte de los océanos”,




Es decir, que realmente se está volviendo hacía temperaturas que ya han existido en la Tierra. La pregunta fundamental es si sólo la acción del hombre, conclusión del trabajo citado en el párrafo anterior,será capaz de modificar la temperatura en una cantidad tan elevada que se provocará la hecatombe que algunos predicen o si hay otros factores ajenos a la intervención del hombre como la mayor actividad solar, mayor profusión de manchas solares, hay variación en la actividad volcánica del planeta (un tema de amplia controversia entre científicos), hay relación entre los rayos cósmico, la actividad solar y el clima y cual es su influencia?. Realmente y a la vista de los diferentes datos y estudios existentes en la actualidad parece que prima el "principio de precaución" sobre la realidad. Ello no es impedimento para que se busquen sistemas energéticos más eficientes y también a que se busquen acciones encaminadas a disminuir el consumo energético sin ton ni son. Por ejemplo, en los años 90 era muy conocido el dato de que Estados Unidos podría hacer todo lo que hacía con la mitad de energía de la que se gastaba. Para ello hubiese bastado con aislar las ventanas de todo el país de manera eficiente. Esa y otras medidas simples hubiesen bastado para que USA ahorrase un 14% anual del consumo del petróleo mundial, un 10% del carbón mundial y un 15% del gas natural mundial. Nada mejor que una energía bien aprovechada para combatir los excesos:




Además, el final del calentamiento global seguramente sería una nueva glaciación



Aclaración, con este artículo solo quiero hablar del efecto invernadero, no de otros temas que sin duda están relacionados y que frecuentemente aparecen mezclados como la capa de ozono (en la que por ejemplo tiene un papel muy relevante la evaporación del agua del mar y la contribución de las sales de esta agua evaporada a la concentración de cloro en la atmósfera, mucho mayor que la presencia de CFC), la destrucción de biomasa en la Tierra (que sin duda tiene mucho que ver con temas como la humedad del suelo, la conservación de la vegetación o fauna del planeta pero poco con el oxígeno que se produce para poder respirar porque el principal pulmón de la tierra es el fitoplancton marino y tampoco demasiado con la fijación de GEI que se produce fundamentalmente en el mar), la contaminación en los mares (en la que un papel fundamental la juegan las redes abandonadas y a la que poca referencia se hace) y que quizá puedan ser objeto de reflexión en el futuro, etc.


sábado, 12 de mayo de 2018

Liberalismo, individualismo, liberales y liantes

Liberal, liberalismo, liberales, son términos que se son constantemente utilizados en medios de comunicación, tertulias, conferencias, etc. La mayoría de las veces con evidente alegría y libertad pero con desconocimiento de su verdadero significado y llevando a equívocos. Parece pues oportuno intentar aportar algo a su clarificación.



El liberalismo comenzó como una doctrina general y un esfuerzo político en respuesta a las guerras religiosas establecidas en Europa durante los siglos XVI y XVII, aunque el contexto histórico de la ascendencia del liberalismo se remonta a la Edad Media. Los fundamentos intelectuales del liberalismo fueron establecidos por John Locke, con lo cual apuntó a un mayor impulso de la Ilustración, que cuestionaba las viejas tradiciones de las sociedades y los gobiernos, En la revolución francesa prospera como contraposición a las teorías individualistas de Rousseau y otros pensadores. Teorías individualistas que ya se habían mencionado en la Grecia clásica por autores como Aristóteles o en el Renacimiento con el paso del teo al antropocentrismo.

El individualismo propone la máxima exaltación del hombre como tal. En su dimensión individual esa exaltación del yo tiene como consecuencia una reducción de la dimensión social del propio hombre ya que, al basarse todo en algo individual, todo lo que se establezca será subjetivo y relativo. En este punto es interesante reseñar la defensa que hicieron los individualistas del positivismo empírico propuesto por Compte y en el cual la concepción del mundo es subjetiva ya que se inicia en el hombre - como ser individual - y se proyecta luego al universo. En este pensamiento el hombre es el centro de su propio mundo, la fuente de todo valor y el objeto final del culto. Todo este pensamiento filosófico determina el sistema por el que se rige el sistema social, la sociedad, y que no es otro que el derecho positivo en el cual se identifican derecho y justicia puesto que se niega la existencia de una justicia objetiva y trascendente llegando a considerar que no hay más justicia que la que emana de la ley y que ha sido escrita por el hombre. Sin embargo, también nos advierte que esta justicia no es la absoluta sino que se trata de una justicia más relativa y contingente: "la ciencia del derecho no puede declarar que tal orden -o tal norma jurídica- es justo o injusto...". Y no puede hacerlo porque para este pensamiento el contenido de la justicia es subjetiva, y varía según las épocas y los lugares. Pretender definir una "justicia absoluta es un ideal irracional, pues la razón humana sólo puede comprender valores relativos", posible en cada caso y las única que existe en general.

Partiendo de esa concepción de la doctrina individualista, es fácil entender porque nace el liberalismo. En una gran parte los revela Adam Smith en su obra "Sobre la riqueza de las naciones". Esta obra se puede considerar la cuna de las ideas del liberalismo. La mayor diferencia entre individualismo y liberalismo es una discusión filosófica y la dimensión de su aplicación y no tanto una contraposición de conceptos. Frente al derecho positivo que predican los individualistas, el liberalismo propone el formalismo crítico en el cual se separan derecho y justicia. El derecho pasa a ser un dato de la experiencia ordenado con respecto a cierto método o conceptos de los que a posteriori, confrotándolos, se puede obtener la idea de justo o injusto. Igualmente deben resaltarse los motivos económicos que pese a ser importantes socialmente considerados son secundarios filosóficamente ya que no afectan sustancialmente a la esencia del pensamiento. Sin embargo, es bueno resaltar que en el liberalismo se propone el libre cambio y la iniciativa individual en la producción, la mejor forma de alcanzar el desarrollo económico y la eficiencia en la asignación de los recursos es a través de un mercado libre con la menor cantidad de intromisiones estatales posibles, como impuestos, regulaciones. Es decir, los opuestos al mercantilismo. En política, el liberalismo se podría resumir, siguiendo las ideas de John Locke, considerado el padre del liberalismo clásico, como ya he citado anteriormenteen que el Estado tienecomo misión principal proteger esos derechos, así como las libertades individuales de los ciudadanos. También sostiene que el gobierno debe estar constituido por un rey y un parlamento. El parlamento es donde se expresa la soberanía popular y donde se hacen las leyes que deben cumplir tanto el rey como el pueblo. Anticipándose a Montesquieu, a quien Locke influyó, describe la separación del poder legislativo y el ejecutivo. La autoridad del Estado se sostiene en los principios de soberanía popular y legalidad. El poder no es absoluto sino que ha de respetar los derechos individuales.




También es importante decir que el liberalismo no rechaza el individualismo sino que lo absorbe. El liberalismo considera que además de exaltar la dimensión individual del hombre - el máximo bienestar social se obtiene mediante la implantación de la libertad de pensamiento, de conciencia, de religión, etc. - debe mejorarse la dimensión social ya que estima que debe existir un estado rector que, aunque no actúe positivamente, marque unos límites de convivencia. De ahí que el sistema político ideal de un régimen liberal sea la democracia, en la que el individuo juega su papel frente al estado. En caso de que no fuese así, el estado podría pasar a actuar positivamente y el liberalismo degeneraría en un liberalismo totalitario o individualista que ya no sería verdadero liberalismo - el liberalismo, como ya se ha citado, puede incorporar parte de las ideas individualistas pero el individualismo no puede asumir las ideas liberales-.

Se pueden pues resumir los puntos básicos del liberalismo como:
  • Absoluta independencia del estado en su organización y funciones.
  • Considera el derecho como un  producto de la voluntad humana en cuanto expone que la razón individual es libre.
  • El sistema político ideal es la democracia
  • Propugna, en su aspecto económico, el libre cambio y la iniciativa individual en la producción.
  • Políticamente defiende la implantación legal de la libertad individual de pensamiento, de conciencia, de asociación, de trabajo y la separación de poderes.

Desde la óptica anterior podrá considerarse si los liberales son conservadores, aperturistas, progresistas, pragmáticos, o...pero ese es otro tema. Es la distinta aplicación del liberalismo desde cada individuo y así se le han añadido a las ideas primarias del liberalismo otros adjetivos como los de "radicalismo liberal", "nacional liberalismo", "neoliberalismo" etc que, en mi opinión, solo conservan de la idea original el nombre. realmente se trata de auténticas transformaciones de esa idea original.

Lo que parece meridianamente claro es que no cabe aplicar el término liberal a regímenes que rompen con ideas básicas del liberalismo al proceder a nacionalizaciones, intervenciones en los procesos económicos - regulaciones, intervención en la elaboración de leyes basadas en el derecho natural o que van contra la implantación legal de la libertad individual.Tampoco son regímenes liberales los que no están basados en la democracia ni aquellos en los cuales derecho y justicia no están separados. Tampoco lo son los que proponen  la desregulación del mercado, la minimización del Estado y privatización de servicios y bienes públicos, así como el achicamiento de la presencia estatal en la sociedad, que son neoliberales no liberales